Frente Amplio comprometido con las luchas y demandas de los Trabajadores y Trabajadoras

Con la presencia de Beatriz Sánchez, los líderes y parlamentarios del Frente, acompañaron a dirigentes sindicales en la previa de una nueva conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores.

Reafirmaron su compromiso con las luchas y demandas históricas del movimiento obrero, en momentos de gran precariedad laboral y ante la vigencia de la reforma laboral. Llamaron a plegarse a las movilizaciones y marchas que se desarrollarán en todo el país este 1 de mayo.

En la declaración que entregaron a la prensa, plantean que son las y los trabajadores “quienes realmente producen la riqueza y otorgan los servicios de que gozamos los chilenos, pero cuyas demandas son sistemáticamente invisibilizadas y hasta caricaturizadas por la élite empresarial y política”. El diagnóstico compartido es que “la situación de la clase trabajadora en nuestro país es precaria, con una tendencia cada vez más generalizada hacia empleos inestables, de mala calidad, con bajos salarios, en un régimen de flexibilidad laboral extrema, acompañados de una creciente criminalización y entorpecimiento de la organización sindical”.

Las cifras son alarmantes: más del 60% recibe menos de quinientos mil pesos al mes, pero el poder de negociación de los sindicatos es casi nulo, ante una ley laboral que burocratiza la organización obrera, pones trabas a la labor sindical, facilita el reemplazo en huelga y niega la negociación colectiva. La reforma laboral impulsada por el gobierno de Michelle Bachelet no hizo más que agravar la situación, al introducir los pactos de adaptabilidad, la determinación de servicios mínimos, el eventual reconocimiento de los grupos negociadores y la desvinculación definitiva de subcontratados y subcontratadas de la empresa mandante.

Este adverso panorama se acrecienta con las pensiones de miseria que entregan las AFP al momento de la jubilación. El Frente Amplio refrendó el análisis de las organizaciones que luchan por cambiar el modelo de pensiones, ya que el sistema llevará a miles a la pobreza, con pensiones que ni siquiera alcanzarán a cubrir las necesidades alimentarias básicas.

Plantearon que alcanzar mayores niveles de organización y lucha sindical, donde los trabajadores ocupen un lugar preponderante en las transformaciones del país es la clave para reducir la desigualdad de Chile.
El compromiso del Frente Amplio en esta línea plantea seis puntos fundamentales.

1.- Una nueva Ley Laboral
2.- Reducción de la jornada laboral a 40 horas semanales
3.- El fin de las AFP y su reemplazo por un nuevo sistema previsional solidario, de reparto y tripartito.
4.- Sueldo mínimo digno
5.- Limitar el uso del contrato a honorarios.
6.- Prohibir el subcontrato en el giro principal de las empresas y promover la negociación colectiva entre los trabajadores de empresas contratistas y la empresa principal.

Reforzaron el llamado a participar de la marcha de este 1 de mayo y enfatizaron en la necesidad de afiliación a sindicatos para fortalecer el movimiento de trabajadores y trabajadores y la clase obrera.
Revisa la declaración completa del Frente Amplio y el Frente Amplio de Trabajadores