Miles luchan contra la violencia machista y por derechos sociales

Una marea feminista se tomó este viernes 11 de mayo las calles de todo Chile, exigiendo acabar con los abusos, la discriminación y el acoso que sufren las mujeres a diario en espacios públicos, puestos de trabajo y centros educativos. Precisamente estos últimos protoganizan una oleada de tomas, contra los frecuentes abusos que viven las estudiantes y la protección que gozan los acosadores.

Cada cierto tiempo, escabrosos casos de abuso, violación o femicidios estremecen al país. Los más indignantes, recientes violaciones contra menores de edad. Por eso, miles de mujeres y hombres salieron a marchar en Santiago y en otra decena de ciudades de Chile contra la llamada cultura de la violación, que permite este tipo de violencia extrema.

Culpabilizan al sistema patriarcal y la falta de una educación no sexista que permita hacer frente a este tipo de conductas machistas, que normalizan violencias cotidianas. Además, las mujeres son trabajadoras doblemente golpeadas por la falta de derechos en todo ámbito: menores salarios, sin derechos laborales, castigadas por ser madres, entre otros.

Tras lo ocurrido en España con el caso de La Manada, en que un grupo de cinco hombres violaron a una joven de 18 años, se rebelan contra la cruel disyuntiva entre dejarse abusar o morir por resistirse a una violación.

A la par, una decena de establecimientos educacionales, entre facultades universitarias y liceos se encuentran en tomas feministas, como forma de denunciar la violencia y acoso que experimentan en sus centros de estudio. Exigen educación no sexista y protocolos adecuados para una sanción contra los abusadores. Esa demanda será el motivo principal de la siguiente movilización convocada por la Confech en todo Chile, el próximo miércoles 16 de mayo.

El Frente Amplio se hizo parte de la movilización de este viernes, con la presencia de parlamentarios y organizaciones feministas ligadas a los movimientos frenteamplistas. Esta es una preocupación primordial en la construcción del proyecto de cambio para Chile, para transformar el país desde sus cimientos.