Giorgio Boccardo

La migración no solo se ha convertido en un buen negocio electoral para esta nueva derecha. El desplazamiento forzado de personas moviliza a cientos de empresas dedicadas a prestar servicios de construcción y seguridad en campos de refugiados, cuidado de menores sin familia, préstamos para pago de fianzas que rayan en la usura, asesorías legales para visados, traducción de documentos, apoyo psicológico, entre otros. Los cuales son financiados por el propio gobierno de los Estados Unidos y los migrantes que empeñan todo su patrimonio en esta travesía.

El fin de la segunda década del siglo XXI no trae noticias alentadoras para las fuerzas progresistas y las izquierdas latinoamericanas. De hecho, es probable que asistamos a su derrota en la forma en que las conocimos. Sin embargo, será nuestra responsabilidad establecer acciones políticas concretas que eviten las tragedias del siglo XX y construyan un futuro alternativo al que nos ofrece el neoliberalismo. Resolver algunos de los nudos aquí planteados puede ser un comienzo.

"El triunfo de Bolsonaro puede generar una enorme inestabilidad en el contexto latinoamericano, en términos de poner más en riesgo la democracia", dijo Giorgio Boccardo, magíster en estudios latinoamericanos de la Universidad de Chile, en conversación con Fernando Paulsen, la mañana del lunes 8 de octubre de 2018.

Las formas de integración, protección y bienestar construidas durante el siglo XX se verán radicalmente afectadas por el impacto de la tecnología en el campo laboral, en la medida en que miles de “brazos y mentes” sean reemplazados por robots. Todo indica que debiéramos prepararnos para vivir en una sociedad en que el trabajo signifique algo cualitativamente distinto a lo que concebimos hasta ahora. De hecho, la propia frontera entre tiempo asalariado y tiempo libre es cada día más feble.

Tras dos intentos fallidos, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se transformó en el nuevo Presidente de México.

En varios sentidos el resultado de esta elección es relevante para el derrotero de la izquierda latinoamericana. Estos son los primeros comicios en décadas sin las FARC movilizadas y, por primera vez en la historia, la izquierda colombiana parece tener opciones y garantías democráticas para llegar a la presidencia.

Participa en el Frente Amplio