Pablo Viollier

La primera medida para combatir las «fake news» es generar medidas de educación digital que les entreguen las herramientas a las personas para distinguir contenido de fuentes dudosas de aquel producido por fuentes confiables. La segunda medida (y el verdadero desafío frente a este problema) es crear un marco regulatorio que ponga fin a los incentivos perversos que están haciendo de la generación de desinformación un lucrativo negocio.

Participa en el Frente Amplio