Al Agua

Sustancia y sinónimo de vida, cubre tres cuartas partes de la superficie del planeta. De estas, el 97% no se utiliza para el consumo humano por ser salada, ubicadas en océanos y mares. Solo se utiliza un 3% que es dulce, la que hace posible la vida humana.

Chile y Argentina, países hermanos de América Latina, comparten la cordillera de Los Andes y poseen una gran riqueza hidrográfica debido a la enorme cantidad de micro-cuencas.
El agua es vital para el ser humano, el suelo, las plantas, los animales y los microorganismos, es por eso que el agua está unida con la vida, no se pueden separar
.
La comuna de San Pedro de la Provincia de Melipilla, se encuentra declarada como zona de escases hídrica desde el 29 de Enero del año 2008. Las empresas Longovilo S.A, Agrícola Súper Limitada, Agrícola Trinidad Limitada, Agrícola Las Palmas de Santa Rosa, de propiedad de Ricardo Ariztia y Gonzalo vial, producen intensivamente cerdos, aves, vinos y maíz entre otros monocultivos. Ellos tienen derecho a 1600 litros de agua por segundo extraídos del acuífero del Yali, acuífero que tiene capacidad de 2031 litros por segundo.
Estos dos empresarios tienen el 78% de la capacidad del Yali como acuífero, mientras la Dirección General de Aguas (DGA) en el año 2007, le negó la posibilidad a la Ilustre Municipalidad de San Pedro, junto a la localidad de Santa Rosa de la Sierra, de tener 10.6 litros por segundo de agua con carácter permanente. En la actualidad muchas localidades de San Pedro solo tienen solo 3 litros de agua por segundo y con carácter provisional, no permanente.

Otra de las comunas afectada por la escases hídrica es Petorca, ciudad ubicada en la Quinta Región de Valparaíso. Importante manifestaciones por el Agua se han organizado en la provincia en reivindicación de esta lucha. El sábado 21 de abril de 2018 se congregaron en Cabildo grupos de diferentes localidades de los valles de la provincia, con el objeto de protestar contra la usurpación del agua por parte de empresarios, entre ellos Edmundo Pérez Yoma, ex ministro de la Concertación.

Los ríos de esta zona están absolutamente secos puesto que el agua es desviada y utilizada para regar grandes plantaciones de paltos de exportación, verdaderos parques verdes que consumen toda el agua de la zona, y que enriquecen a los millonarios dueños de dichas empresas. A esos empresarios no les importa que la gente ya no pueda tener pequeñas chacras y huertos, que los parceleros estén en la ruina y miseria. No les importa que el agua se acabe para todas las poblaciones en un plazo de cuatro años.

Petorca fue declarada zona de escases hídrica en el año 2010, dos años después que San Pedro en la provincia de Melipilla. El 18 de agosto recién pasado varios medios de comunicación dieron a conocer el que el Gobierno de la ex Presidenta Michelle Bachelet ocultó información sobre el robo de agua en Petorca. Esto viene a demostrar una vez más como el Estado chileno, sin importar si el gobierno es de la nueva mayoría o de derecha, sigue siendo cómplice de los grandes empresarios que arrasan con las comunidades. Es inaceptable que esta información que debiera ser pública, se oculte por parte del gobierno sin que nadie se haga responsable.

El código de 1855 estableció que “las aguas son bienes de uso público” y constituyen propiedad de la nación. Pero con la reforma del año 1981 en plena dictadura, se legitimó la entrega de los derechos de aprovechamiento a particulares, lo que en la práctica ha constituido propiedad privada sobre ella.
Para modificar el código de aguas se necesita mayoría simple, o sea, quórum calificado que en números equivale a un 50+1. Para ser más precisos, se requiere de la voluntad política de diputados y senadores. La ex-presidenta Michelle Bachelet, en su segundo mandato, tuvo el control de las dos cámaras del Congreso Nacional, pero perdió la oportunidad de avanzar en esa dirección, aun en esas condiciones favorables en el parlamento. Sin embargo el principal obstáculo para avanzar en la recuperación del derecho al agua para todos los chilenos, es que el derecho a la propiedad privada sobre este recurso tiene rango constitucional avalado en el artículo 19 numeral 24 de la Constitución chilena. El que para ser modificado se necesita 2/3 del parlamento, cifra inalcanzable en la actual configuración del parlamento. Es por eso que como chilenas, chilenos, campesinas y campesinos productores, necesitamos una Nueva Constitución redactada sobre la base de una Asamblea Constituyente convocada por una presidenta digna, vía decreto presidencial sin la intervención de un deslegitimado parlamento. Solo así podemos devolverle este recuso a todas las chilenas chilenos y conquistar de una vez por todas nuestra Independencia hídrica con soberanía alimentaria. Chile debe avanzar en la recuperación de este recurso estratégico pensando en sus futuras generaciones.

Orgánica: