La Revolución Feminista por dentro: el engranaje del movimiento feminista chileno

Hace aproximadamente tres años en las universidades chilenas se crearon secretarías y vocalías de género. Surgieron en parte para apoyar a víctimas de acoso y hoy se articulan en la Cofeu, la coordinadora feminista universitaria. Instalaron el tema de género e impulsaron la marcha del 16 de mayo. "No es un problema solo universitario, es social", dicen. Así se organiza parte del círculo de jóvenes feministas chilenas.

"Si no hay consentimiento, es acoso"

-En ningún caso yo fui la primera -dice Sofía Brito, 24 años, estudiante de quinto año de Derecho en la Universidad de Chile, quien se tomó las portadas de los medios hace dos semanas, al ser su denuncia de acoso sexual y laboral contra el profesor Carlos Carmona, ex presidente del Tribunal Constitucional, la que motivó, en cierto modo, la extendida toma feminista en su Facultad. Sofía Brito asegura que, a pesar de que los medios hayan decidido instalarla como "la precursora", no lo es. Ella trabaja en la secretaría de género de su Facultad. Esta se conformó en 2015, ante las primeras denuncias contra profesores y estudiantes por situaciones de acoso.

-Comenzamos a ver que el protocolo era insuficiente porque las denuncias demoraban mucho en cursarse. Y tampoco había voluntad de las autoridades para notificar cuáles eran las resoluciones que se van tomando durante el procedimiento. Muchas veces ocurre una indefensión de las denunciantes principalmente porque no saben en qué está su procedimiento. Si fue aceptado o no, o en qué etapa está.

Sofía Brito insiste a revista Ya que esto no es una demanda nueva.

-Son años de descontento. Así como también se ha comenzado a tomar conciencia por parte de las compañeras de que estas actitudes, que siempre veíamos como naturales de los profesores y compañeros, no lo son. También hay una influencia de otros movimientos como #Niunamenos o de la Coordinadora del 8 de marzo que se gesta este año. Todo eso hace que se influencie el movimiento estudiantil en base a cómo el movimiento feminista se articula no solo a nivel nacional, sino que también internacionalmente. Y eso ha generado discusiones que antes no eran del ámbito estudiantil. Y, en mi caso, esto fue algo que se instaló porque a quien yo denuncié era el ex presidente del Tribunal Constitucional. Pero el año pasado ya se habían realizado tomas y fue la Universidad Austral la que comenzó las movilizaciones -agrega Sofía Brito.

Orgánica: