Tomarse los Derechos Humanos en serio

A propósito de la renuncia del diputado Vlado Mirosevic del Partido Liberal a la Presidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, y la posterior reanudación de la polémica sobre la valoración de los DDHH en el Frente Amplio, las organizaciones abajo firmantes declaramos lo siguiente:

1. Lamentamos la renuncia del diputado Mirosevic. La existencia de diversas sensibilidades en el Frente Amplio es una cualidad que no puede hipotecarse mediante interpelaciones y renuncias, sino que debe resolverse a través del debate político, fraterno, democrático y pluralista que permita diseñar un marco de acuerdos unitarios en un tema tan complejo como lo es la política internacional. En ese contexto, ante el mandato de presidir la mencionada comisión que le fue conferido por el conjunto del Frente Amplio, nos parece que la renuncia no es la manera adecuada de procesar las diferencias y, por ello, esperamos que la Mesa Nacional, junto al Partido Liberal, reevalúe la decisión en función de lo señalado.

2. Nos parece legítimo que distintas fuerzas y personalidades busquen posicionar en el debate público los valores y la identidad de sus referentes a propósito de la afirmación del respeto universal de los Derechos Humanos, con la que estamos comprometidos como Frente Amplio. Considerando la importancia del tema, los llamamos a ofrecer formas concretas de desarrollo de debates y resolución de diferencias al interior de nuestra coalición, de manera que la apelación a un valor tan importante y sensible como los DDHH no sea rebajado a un mero recurso para conseguir notoriedad pública sino que se traduzca en mejores claridades colectivas y propuestas desde de nuestra coalición.

3. Las fuerzas abajo firmantes compartimos desde nuestro origen y nuestro trabajo cotidiano el empeño por construir una izquierda plenamente comprometida con la democracia, la valoración integral de las personas y la solidaridad con las luchas emancipadoras de todos los pueblos. Nos situamos en la larga y rica tradición democrática de la izquierda chilena, sin deuda alguna en materia de DDHH ni necesidad de rendir cuentas ante fuerzas políticas escasamente comprometidas con la democracia. Desde ese lugar, llamamos a todas las fuerzas del Frente Amplio a enfrentar con unidad a los intereses que hoy en Chile impiden activamente el pleno respeto de los Derechos Humanos (que son también Sociales, Sexuales y Reproductivos), de modo que nos consolidemos como una fuerza política efectivamente capaz de servir a las aspiraciones de las mayorías.

4. Llamamos a las fuerzas hermanas del Frente Amplio a desplegar políticamente su respeto irrestricto con los DDHH poniendo especial urgencia durante el presente mes de septiembre a la conquista de verdad, justicia, memoria y reparación para las víctimas y sobrevivientes de los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura cívico militar y mantenidos en la impunidad durante los gobiernos de la transición. Frente a un gobierno que ha demostrado tener débiles convicciones sobre el respeto de los Derechos Humanos y que ha validado posturas negacionistas de los crímenes perpetrados por el pinochetismo, al Frente Amplio le asiste la responsabilidad de levantar una sólida y activa posición a favor de saldar las deudas en esta materia. Sólo así habrá futuro para la democracia y para la concreción de las aspiraciones de justicia que dan sentido al Frente Amplio.

Izquierda Autónoma

Poder Ciudadano

Izquierda Libertaria

Orgánica: