Declaración del Frente Amplio Quintero-Puchuncavi: se cumple un año en que exigimos solamente "Poder Respirar"

No permitiremos que los mandatos judiciales queden en el aire, que las eternas reuniones queden en el olvido, que la comunidad vuelva rendida a sus hogares y que los quinteranos bajen sus brazos y abandonen su tierra ni la esperanza de cambiar la historia de su territorio.

Declaración del Frente Amplio Quintero-Puchuncavi: se cumple un año en que exigimos solamente "Poder Respirar".


Han pasado ya 365 días exactos desde el más grande y masivo episodio de intoxicaciones de la historia medioambiental de Quintero-Puchuncaví conocida a nivel internacional como “zona de sacrificio”, alrededor de 2000 personas (en su mayoría niños y niñas) fueron afectados por una nube tóxica que más de alguna de las 19 empresas que componen el parque industrial, sometió a una población de más de 50.000 habitantes. No obstante, esta situación se ha seguido manteniendo en el tiempo, afectando la cotidianidad de nuestra zona, transformando a sus habitantes en víctimas de la discriminación e injusticia ambiental sometida por el Estado de Chile.

Es así, que alrededor de las 10:00 de la mañana del pasado 21 de Agosto 2018, al terminar el primer recreo en los establecimientos educacionales de las comunas de Quintero y Puchuncaví, empezaban a manifestarse síntomas similares entre los estudiantes, tales como, dolor de cabeza, irritación en los ojos, estados nauseosos, vómitos, adormecimiento de las extremidades, los cuales alertaron la activación de protocolos de emergencia que hasta ese momento nadie tenía previsto en sus planes.

Consecuencia de esto, las clases se paralizaron por todo 1 mes, debido a la alta presión social ejercida por los ciudadanos y principalmente a los estudiantes de la comuna, junto a las autoridades locales y regionales, además de destacar la presencia del presidente Piñera, el cual, más tarde y frente a la ONU se comprometió a cambiar la historia de Quintero y Puchuncavi.

Además se constituyó una comisión investigadora en la cámara de diputados, en la cual no se logró determinar a los responsables del envenenamiento de la zona, pero que dejó en evidencia la responsabilidad histórica del Estado de Chile.

El 28 de Mayo, la Corte Suprema dictaminó en un fallo histórico que en Quintero y Puchuncaví el Estado de Chile había hecho abandono de la población que allí reside, dejando en evidencia su negligente e indolente proceder, siendo el principal actor en la vulneración de los derechos fundamentales de miles de personas, privándoles la posibilidad de vivir en un medio ambiente libre de contaminación, menoscabando a diario la salud , limitando el crecimiento y desarrollo de los infantes e interfiriendo en la tercera edad. En la comunidad se celebró este fallo, como respuesta a que al fin se escuchó la voz de las personas que reclamaron por más de 30 años.

Sin embargo, después de tantas reuniones, cuentas públicas puntos de prensa y declaraciones nefastas desde la autoridad central, podemos decir en concreto que el plan de descontaminación no es más que una hoja de ruta que le permite a las autoridades seguir mirando hacia el lado y que no asume ni otorga responsabilidades reales a las empresas del parque industrial, debido la deficiente norma ambiental que autoriza 133 horas al año de contaminación, sustentándose con la norma diaria GEC que a su vez se apoya en las condiciones del clima para restringir la cotidianeidad y calidad de vida de quienes habitan en la zona, todo esto sumado a los constantes varamientos de carbón proveniente de las termoeléctricas emplazadas en las costas de Ventanas.

Nada de lo que la clase política ha dicho o que ha hecho ha mejorado esta situación, sin ir más lejos, el día de ayer martes 20 de Agosto se presentaron 50 nuevos casos de intoxicación en Ventanas, a lo que las autoridades locales y regionales hicieron caso omiso, declarando en un punto de prensa que todo estaba bajo control. Por otra parte, las autoridades locales no han estado a la altura de las circunstancias, existiendo una grave falta de liderazgo político, actuando como simples espectadores frente a la problemática, manteniendo un discurso populista para redes sociales y para sus Concejos de “café y galletas”. Consideramos que la clase política de este país aún tiene cuentas que rendir a esta zona, ya que son tan culpables como las empresas por omitir el grave daño, tanto al medio ambiente como a la salud de las personas.

No permitiremos que los mandatos judiciales queden en el aire, que las eternas reuniones queden en el olvido, que la comunidad vuelva rendida a sus hogares y que los quinteranos bajen sus brazos y abandonen su tierra ni la esperanza de cambiar la historia de su territorio.

Hoy se cumple un año en que estamos exigiendo solamente “Poder respirar”.

FRENTE AMPLIO QUINTERO-PUCHUNCAVI