Declaración Pública ante el accionar represivo del gobierno de derecha

Exigimos que el gobierno termine con la criminalización de los movimientos sociales, que deje de usar a Fuerzas Especiales de Carabineros como agentes de su agenda política reaccionaria y fascista, y hacemos un llamado a la militancia frenteamplista a respaldar activamente las movilizaciones que se están desplegando a lo largo del país por los diversos movimientos sociales, territoriales, gremiales, sindicales y laborales.

Declaración Pública ante el accionar represivo del gobierno de derecha



Durante las últimas semanas hemos visto cómo el gobierno ha agudizado su política represiva sobre las comunidades organizadas. En el Wallmapu, en el contexto de la fallida y deslegitimada consulta indígena, contra los profesores en paro nacional, contra los pobladores movilizados por su vivienda, y con mayor crudeza hacia las estudiantes del Liceo 1 Javiera Carrera, los estudiantes del Liceo Darío Salas, del Internado Nacional Barros Arana y del Instituto Nacional.

Como Frente Amplio, no estamos dispuestos a guardar silencio frente a esta espiral represiva, ya que no se trata de hechos aislados, sino de una disposición sistemática de la derecha política, representada por el gobierno de Sebastián Piñera. En concreto, la Ley Aula Segura, aprobada y avalada por Chile Vamos y parte de la ex Nueva Mayoría, ha legitimado la violencia represiva dentro de las salas de clase, en una realidad que no veíamos desde los más crudos años de la Dictadura.

Como Mesa Nacional hacemos eco de la preocupación de las bases del Frente Amplio, cuyos comunales nos han llamado a hacer público este descontento.

Nacimos políticamente al fragor de diversas luchas sociales, nos debemos a ellas, pues somos parte de las mismas, y nos propusimos como misión representar sus demandas en el escenario político altamente elitista del pacto transicional.

Entendemos que la democracia, sin el respeto irrestricto a los derechos humanos es una práctica vacía. También que la violencia ejercida desde un gobierno que representa sin eufemismos los intereses de los grupos más poderosos del país, es consecuencia directa de la mercantilización de los derechos sociales. El modelo neoliberal que transforma al pueblo en un mero consumidor de un mercado (laboral, educativo, de salud, de vivienda, etc.) sólo se puede mantener mediante el uso de la violencia.

Exigimos que el gobierno termine con la criminalización de los movimientos sociales, que deje de usar a Fuerzas Especiales de Carabineros como agentes de su agenda política reaccionaria y fascista, que los sostenedores no persistan en la represión como método de resolución de conflictos en las comunidades educativas.

Hacemos un llamado a la militancia frenteamplista a respaldar activamente las movilizaciones que se están desplegando a lo largo del país por los diversos movimientos sociales, territoriales, gremiales, sindicales y laborales como los de los trabajadores de Codelco, los pescadores artesanales, los trabajadores portuarios, la nación Mapuche, las educadoras de párvulo, las manipuladoras de alimento, los sin casa, las mujeres en zonas de sacrificio, los trabajadores y usuarios de la salud, los profesores, los estudiantes, entre otros y a proteger los liceos de la represión de Carabineros.

Sabemos que la solución a esta espiral represiva pasa por la desmercantilización de la sociedad y la defensa de los derechos sociales, culturales, económicos, ambientales, políticos y por el desarrollo para el buen vivir, y que son las mismas fuerzas sociales las llamadas a producir este cambio, que solo un nuevo gobierno transformador puede garantizar, y el Frente Amplio es parte de esta tarea.

¡¡Toda nuestra solidaridad y apoyo a la ciudadanía movilizada!!

Mesa Nacional de Frente Amplio
Bancada Parlamentaria del Frente Amplio
Frente Amplio – Chile

21 de junio de 2019