Deudas del Estado de Chile en justicia transicional

Esta mañana estuvimos en Punta para pedirle al Presidente Sebastián Piñera el cierre definitivo de este penal y el fin de los beneficios carcelarios a genocidas. Presentamos una propuesta de 5 puntos para la verdad, justicia y reparación de víctimas

Frente Amplio en actividad en Punta Peuco


A 45 años del golpe militar y el comienzo de la dictadura cívico-militar, la búsqueda de la verdad y protección de la memoria, el acceso a la justicia y la reparación integral a las víctimas constituyen el único camino posible para una sana convivencia democrática. Estos propósitos deben convertirse en imperativos transversales y compartidos por toda la sociedad.

Todos los poderes del Estado son llamados a respetar y garantizar los derechos de las personas sin discriminación, particularmente cuando nos enfrentamos a graves y sistemáticas vulneraciones a los derechos humanos como las ejecuciones extrajudiciales, la tortura, prisión política y la desaparición forzada.

En este ámbito el Estado de Chile si bien ha logrado avances en su justicia transicional mantiene deudas que perpetúan el daño que causaron los crímenes de lesa humanidad en nuestra sociedad.

I. Deuda en la búsqueda de Verdad: El Estado debe reconocer que la investigación de los hechos que dan lugar a todos lo crímenes perpetrados en la dictadura reviste de muchos obstáculos para el acceso a la verdad de víctimas y sus familias. El paso del tiempo, el manto de secretismo sobre los antecedentes de la Comisión Valech y pactos de silencio al interior de las fuerzas armadas y de orden, la escasez de recursos en las diligencias investigativas y la falta de organismos estatales que se dediquen a investigar y perseguir todos los delitos reconocidos como vulneraciones a los derechos humanos, son grandes deudas que tiene Chile con su historia.

“Toda víctima y la sociedad en su conjunto tiene el derecho de conocer la verdad detrás de las graves violaciones a los derechos humanos”.

II. Deuda en el acceso a la Justicia: El Estado debe garantizar que todas las víctimas y sus familias tengan acceso efectivo a la justicia junto a un acompañamiento constante, teniendo como eje la búsqueda de las personas desaparecidas y sus responsables. En este sentido, es necesario extender los mandatos de las
instituciones públicas que persiguen estos crímenes y velar por prohibir que se utilicen beneficios carcelarios para perpetuar la impunidad y amenazan la dignidad y derechos de las familias y víctimas. Asimismo, nuestra legislación mantiene aún vigentes normativas que atentan contra esta obligación internacional, como el Decreto Ley de Amnistía o se utilizan instituciones jurídicas en la aplicación de condenas que permiten penas bajas no proporcionales a los graves crímenes cometidos.

“La justicia plena es un imperativo jurídico y ético para el Estado”

III. Deuda en la Reparación: El Estado debe entregar una reparación integral a las víctimas de los crímenes de lesa humanidad, debiendo tener como ejes la restitución de los derechos vulnerados, la indemnización de los daños causados, la rehabilitación de víctimas y sus familias, además de toda medida que promueva y proteja la memoria. Aún en Chile hay víctimas que no han sido reconocidas por el Estado y que, por lo tanto, no son objeto de reparación. Muchas de las políticas de reparación en Chile estuvieron marcadas por una concepción indemnizatoria insuficiente, más que por una lógica de reparación integral hacia las víctimas.

“El Estado es responsable por cada familiar o víctima de la dictadura que fallece sin obtener reparación”

IV. Deuda en medidas de no repetición: Las garantías de no repetición están orientadas a la sociedad en su conjunto, destinadas a prevenir e impedir que las violaciones a los derechos humanos se cometan nuevamente en el futuro. El Estado de Chile escasamente ha actuado en esta materia. Siendo prioritario tener un nuevo trato con las Fuerzas Armadas y establecer una adecuada integración a la sociedad. Para ello
se espera la implementación del Plan Nacional de Derechos Humanos.

“El Estado debe dar señales categóricas de que no permitirá que se amenace nuevamente la dignidad de las personas y sus derechos”.

5 MEDIDAS URGENTES PARA ENFRENTAR LA DEUDA EN CHILE CON LOS DDHH

Ante este escenario, como Frente Amplio llamamos al gobierno de Sebastián Piñera a hacerse cargo de la deuda que tiene el país en materia de derechos humanos avanzando concretamente a través de las siguientes medidas urgentes, que contarán con nuestro decidido apoyo:

1. Cierre de Punta Peuco. ​Garantizar el cumplimiento total de las penas fijadas por la justicia en cárceles comunes, acompañada de la degradación y el cese de privilegios asociados a la mantención de sus grados militares.

2. Impedir beneficios para criminales de lesa humanidad. ​Ley que actualiza los requisitos para optar a beneficios a criminales de lesa humanidad e impedir su indulto, la rebaja de condenas así como la libertad condicional, para dichos criminales.

3. Proteger la memoria histórica. ​Ley contra el Negacionismo e incitación a la violencia y empujar políticas de conservación y recuperación de los sitios de memoria y todos aquellos lugares que fueron recintos de reclusión, tortura y de desaparición de personas.

4. Terminar con secreto Valech. ​Proyecto de ley para la desclasificación de los archivos relativos a los crímenes de la dictadura, incluyendo los generados por las comisiones Rettig y Valech, acompañado de la creación de un organismo de sistematización y centralización de información sobre las violaciones a los DD.HH.

5. Derogar la ley de amnistía​. Proyecto de Ley para declarar la nulidad de derecho público del Decreto Ley Nº 2191 de 1978, que concede la amnistía.