Frente Amplio emplaza al Presidente Piñera a firmar Acuerdo de Escazú para protección medioambiental

Declaración Pública de la Mesa Nacional del Frente Amplio sobre postergación de firma del acuerdo de Escazú


En el marco de la mayor crisis ambiental vivida en Chile en años, expresada en su mayor crudeza en la situación de Quintero-Puchuncaví, pero también en la devastación de la industria salmonera en el sur, el despojo del agua a lo largo del territorio y la contaminación atmosférica, entre diversos conflictos ambientales, el gobierno de Sebastián Piñera ha decidido suspender la firma del Acuerdo de Escazú. Esta decisión es tan incomprensible como repentina y demanda el siguiente pronunciamiento público.

Este convenio internacional es el primero de naturaleza ambiental que se ha trabajado en Latinoamérica, agrupando a 24 países, y tiene por objeto garantizar los derechos de acceso a la información, la participación y la justicia ambiental. Asimismo, el Acuerdo plantea la garantía de seguridad para defensores de los derechos humanos en asuntos ambientales. La mera enunciación de los contenidos del Tratado nos demuestran de manera evidente lo esencial que es su firma, ratificación e implementación por parte del Estado chileno y la totalidad de los países del continente. Por todo lo anterior, resulta tan extraña la decisión del gobierno, que desconoce el reconocido liderazgo que Chile ha jugado en la redacción y negociación de este tratado que comenzó justamente, en el primer periodo presidencial de Sebastián Piñera.

Los representantes del Frente Amplio, en particular los que se encuentran trabajando las temáticas ambientales, han manifestado desde asumir sus cargos, los compromisos con los principios que inspiran el Acuerdo de Escazú. Por ello, han manifestado explícitamente su compromiso a otorgarle una rápida tramitación en el Congreso y han participado de la organización de actividades de difusión y discusión del Tratado en los últimos meses, reconociendo de antemano la importancia de este tratado internacional.

Las razones aducidas por el Gobierno para suspender la firma del Acuerdo nos parecen equivocadas, ya que la resolución de conflictos que pudieran desarrollarse por la aplicación del convenio está explícitamente tratada en el texto de Escazú, y existiendo un convenio de similares características en Europa (el Convenio de Aarhus), su aplicación no ha generado el tipo de conflictos que aparentemente atemorizan al Gobierno. Por otra parte, la suspensión de la firma reniega el importante papel que Chile jugó en la construcción de este Acuerdo, así como el impulso que realizó desde el año 2012 para propiciar su aprobación.

La situación de crisis ambiental que vive nuestro país requiere acciones decididas por parte del Estado chileno. La mejor forma de afrontar la actual emergencia es manifestar un compromiso férreo por la mejora de la regulación ambiental y la apertura de espacios democráticos de administración de los bienes comunes. La lamentable decisión del Presidente Piñera de suspender la firma del Acuerdo de Escazú debe ser revocada a la brevedad por el bien de nuestras comunidades.

Mesa Nacional Frente Amplio