Movimiento estudiantil plantea la urgencia de una educación no sexista

Una multitudinaria manifestación estudiantil se registró este miércoles en Santiago y otra decena de ciudades de Chile. La consigna principal, denunciar la violencia que sufren las mujeres en los planteles educativos, y señalar la necesidad de reformar la educación hacia una no sexista. Sin dejar de lado las demandas históricas de gratuidad, fin al lucro y fortalecimiento de la educación pública, las demandas feministas fueron incorporadas por el movimiento estudiantil.

Las organizadoras de la marcha feminista contra la violencia machista cifraron en más de 150 mil personas la asistencia a la movilización de este miércoles sólo en Santiago. Se suma a las 15 universidades que están en toma en demanda de protocolos de abuso sexual, sanciones para acosadores y educación no sexista que implique nuevas formas de relación en los recintos educacionales, laborales y en el espacio público.

En esta ocasión, en que sólo mujeres oficiaron de voceras, hubo coincidencias en las demandas de fondo del movimiento. Marcharon dirigentas de la Confech; de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios, Cones; de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios, Aces; y de la Coordinadora Feminista Universitaria, Cofeu. Todas ellas se emocionaron al finalizar la jornada por la alta convocatoria y la dignidad de la lucha tras la emergencia de estas movilizaciones nacionales.

Consultado, el Ministro de Educación, Gerardo Varela, volvió a hacer gala de su machismo o incontinencia verbal, al asegurar que una de sus asesoras tiene la experiencia de “esas pequeñas humillaciones y discriminaciones, que son las que estamos llamados a solucionar”. Claramente, esta minimización del problema cayó pésimo entre las organizaciones estudiantiles.

Relatos de abuso se cuentan por centenas, aunque el silencio inmovilizó a las mujeres por años. Este florecer feminista, el llamado "Mayo feminista" trae consigo una exhortación al sistema político y económico del país, así como a las propias organizaciones de izquierda, tanto del Frente Amplio como del espectro social en lucha contra el modelo neoliberal, para repensar sus relaciones hacia unas feministas y libres de machismo.

Para más información, recomendamos ver entrevista a Luna Follegati, académica experta en temas de género y miltante de SOL.

Fotografía: Nicolás Astudillo