Declaración pública: sobre la “Reestructuración” del Plan Olímpico

Frente de Actividad Física y Deportes

A principios de agosto la Ministra del Deporte anunció por la prensa escrita una “reestructuración” del Plan Olímpico a partir de 2019. Como es habitual en la gestión deportiva de los gobiernos de Piñera, aún falta conocer los detalles (y recursos) asociados a esta iniciativa. No obstante, la propia Ministra anticipó que la idea es focalizar la entrega de recursos en un universo más reducido de deportistas, dividiendo a los actuales 900 “beneficiarios” del Plan en dos grandes grupos. Por un lado, se mantendría el apoyo técnico y metodológico para casi 500 deportistas que tienen resultados de nivel sudamericano o superior, los cuales recibirán financiamiento vía Comité Olímpico. Por otro lado, habrían 400 deportistas que serían “transferidos” al nuevo programa de selecciones nacionales, los cuales recibirían apoyo financiero por medio del Ministerio y las federaciones deportivas.

Ante esta situación, el Frente Amplio por la Actividad Física y el Deporte declara lo siguiente:

- Es necesario que el Estado apoye a las y los deportistas de alto rendimiento, ya que contar con referentes destacados permite promover valores asociados al deporte, en especial entre los niños, niñas y jóvenes; y difundir las diversas disciplinas hacia la población en general, contribuyendo de este modo a la masificación del deporte y la actividad física.

- De acuerdo a lo anterior, el éxito deportivo en sí mismo no puede constituir el único objetivo o indicador de resultados de las políticas públicas para el alto rendimiento; sino que se debe considerar su rentabilidad social en el mediano y largo plazo. Por ejemplo, su impacto en la difusión y profesionalización de nuevas disciplinas deportivas, en el surgimiento de más deportistas competitivos y/o en el mejoramiento de la competencia interna.

- Del mismo modo, el éxito deportivo no puede medirse con un criterio único, sino que debe ser acorde a la realidad de cada disciplina. De lo contrario, tal como ocurre en otros campos del quehacer nacional, como la Ciencia y Tecnología, la Cultura y el emprendimiento económico, se estaría estimulando la concentración de recursos sólo en aquellas disciplinas y deportistas que aseguran éxitos deportivos en el corto plazo, descuidando otros/as que pudieran tener mayor proyección deportiva y/o impacto social a futuro.

- Por otra parte, nos preocupa que se transfiera a las federaciones deportivas la responsabilidad de apoyar a todas las disciplinas y deportistas que serán "reasignados" en este nuevo sistema, sin que antes se implementen mecanismos adecuados de fiscalización de los fondos públicos destinados al deporte federado, y de participación de l@s deportistas en la toma de decisiones, según lo establecido en la Ley 20.737 de Federaciones Deportivas Nacionales.

Por ende, rechazamos categóricamente este rediseño del Plan Olímpico anunciado por la ministra Kantor; e instamos al sector público a avanzar hacia políticas deportivas de mediano y largo plazo, que permitan ampliar la base de deportistas de alto rendimiento en Chile y asegurar que nuestr@s deportistas cuenten con condiciones mínimas para poder desarrollar su trabajo y participar en igualdad de condiciones en competencias internacionales. En este sentido, abogamos por un sistema que reconozca a l@s deportistas como trabajadores del deporte, y les garantice continuidad en el apoyo y acceso a la seguridad social, en vez de considerarlos estudiantes o “becarios” cuyo apoyo estatal está condicionado a obtener una medalla.

Frente Amplio por la Actividad Física y Deporte

Participa en el Frente Amplio