Izquierda Autónoma

Izquierda Autónoma
http://www.izquierdaautonoma.cl/

Somos un colectivo político y revolucionario, ligado fuertemente en las luchas sociales. Nos declaramos autonomistas porque hacer frente al capitalismo requiere crear y fortalecer la autonomía política de las clases subalternas frente a la hegemonía de las clases dominantes. Buscamos estar a la altura de los desafíos del siglo XXI debido a que, tanto el estado de acumulación del capitalismo actual, como la forma dominación misma que la élite impone, han cambiado desde los tiempos en que nuestros predecesores dieron la justa lucha que hemos heredado.

Opinión Orgánicas

"La educación chilena es como una familia que se acostumbró a vivir con una tarjeta (de crédito) reventada", comentó el director de la fundación en #AquíYAhora con Rayén Araya al hacer un paralelo entre la administración de las finanzas del hogar y el problema que vive la educación superior.

En lugar de repetir recetas del pasado, enfrentar a la derecha pasa necesariamente por articular con creatividad a las fuerzas de cambio que, desde el malestar social contra la precarización de la vida, que está generando organización y movilización democrática transversal entre excluidas y excluidos. Ahora, el problema evidente es ¿qué hacer concretamente?

Integrante de IA y Nodo XXI, instó a “construir agendas” que activen a actores sociales y los hagan protagonistas, en “un proceso de acumulación de fuerzas”.

La presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile relevó el rol del feminismo en el movimiento social estudiantil y expresó que no cejarán es sus exigencias respecto de una educación pública y no sexista. "la mujer está inserta en un sistema educacional que no está pensado para ella" afirma la dirigenta.

“El mayo del 2018 será recordado como el momento en que miles de mujeres nos levantamos, haciéndonos protagonistas para decir basta a la violencia patriarcal. Fuimos las compañeras organizadas en asambleas de mujeres quienes desbordamos no solo a la institucionalidad de las Universidades, sino que también a la organización estudiantil por su constante reproducción de lógicas machistas y discriminatorias dentro de nuestros espacios de organización”.

El fin de la segunda década del siglo XXI no trae noticias alentadoras para las fuerzas progresistas y las izquierdas latinoamericanas. De hecho, es probable que asistamos a su derrota en la forma en que las conocimos. Sin embargo, será nuestra responsabilidad establecer acciones políticas concretas que eviten las tragedias del siglo XX y construyan un futuro alternativo al que nos ofrece el neoliberalismo. Resolver algunos de los nudos aquí planteados puede ser un comienzo.

Los resultados de la discusión del mediático proyecto Aula Segura en la Comisión de Educación del Senado merecen ser valorados.

El gobierno ha impulsado con mucha fuerza el proyecto Aula Segura como solución a los divulgados problemas de violencia en ciertas comunidades escolares.

Conocidos los resultados de la primera vuelta de las elecciones de Brasil, se encendieron las redes sociales entregando posibles explicaciones del avance de proyectos de derecha populistas y autori

El académico aborda el momento que vive el bloque y la forma en que debe enfrentarse el auge de las ideas de derecha. “Cuando la izquierda se ampara solo en la crítica moral demuestra que no tiene política”, dice.

Aula Segura tiene un problema de origen, y es que solo busca marginar a estudiantes con problemas de violencia y dar atribuciones innecesarias.

La historia del movimiento feminista chileno ha tenido uno de sus episodios más significativos de las últimas décadas: en los meses recién pasados, decenas de universidades fueron ocupadas en prote

Páginas

Participa en el Frente Amplio