Socialismo y Libertad

El Frente Amplio es un conglomerado diverso y articula diversas tradiciones políticas. Con todo, su alianza se levanta sobre un elemento estratégico fundamental: la superación del neoliberalismo. La pregunta es obvia entonces: ¿Es posible cimentar alianzas -que superen lo meramente instrumental- con partidos hasta ahora abiertamente neoliberales? La respuesta es bastante lógica: considerando que el Frente Amplio debe ampliar su arco de alianzas ante la eventualidad de ser gobierno, entonces sí, es posible -e incluso necesario- cimentar alianzas de este tipo. Pero primero, es también necesario arreglar cuentas, puesto que lo que no es posible es establecer alianzas con partidos que continúen en la senda neoliberal.

La historiadora Luna Follegati, experta en temas de género, observa que “el feminismo genera rédito para los partidos y los partidos tradicionales no quieren quedarse abajo”. Lo cual se enmarca, dijo, en un proceso en el que el Frente Amplio se planteó como “una punta de lanza” con la candidatura de Beatriz Sánchez.

Despierto, abro los ojos, se perfectamente lo que debo hacer hoy (limpiar, comprar algunas cosas, pero primero un matecito). Que hace frio chhhhh’ de nuevo las cañerías se congelaron, por la miechica queda solo un tronco, ya no importa le pediré fiao al vecino (él es buena gente) además tan caro que esta el metro ya va por los veinticinco mil.

¿Cuál es el trasfondo de las tomas y movilizaciones de mujeres y feministas en Chile por “educación no sexista”? “Esto se viene gestando hace mucho”, cuenta Valentina Gatica, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Austral en entrevista con Nodal.

Durante este mayo el conjunto de movilizaciones que se ha llamado Ola Feminista desbordó el debate en todos los rincones del país con una fuerza y un impacto tan imprevisible como irreversible. Si bien esta ola se enmarca en un movimiento feminista histórico y más amplio, tiene elementos novedosos e inesperados, como el uso de las formas de movilización tradicionales del movimiento estudiantil bajo liderazgo y vocería sólo de mujeres, así como la reivindicación de demandas que responden a múltiples problemáticas relativas a la violencia y la discriminación hacia las mujeres.

Con todo, si bien sabemos que es fundamental eliminar la segregación por género en los liceos emblemáticos, terminar con 100 años de historia patriarcal no se borran de la noche a la mañana. Y no hablamos solo del currículum oculto que en estos casos tiene el peso de una catedral, sino de preguntarnos qué estamos enseñando y, sobre todo, cómo lo estamos enseñando.

“El gobierno pretende que creamos que los mismos diputados que inventaron las violaciones no violentas ahora están a favor de la igualdad de género”, indicó la también presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Austral, Valentina Gatica, vocera del zonal sur de la Confech y militante del Frente Amplio, quien además afirmó que mantienen el llamado a movilización en próximo 1° de junio.